IMG-LOGO

Cultura del café

Cómo se cultiva el café?

La germinación de la semilla del café es lenta. Depende mucho de cuánto tiempo estuvo almacenado ese grano verde antes de ser plantado. Conocé cómo se cultiva el café y los cuidados que debes tener para que germine de manera correcta. 



El medio ambiente



La planta de café necesita condiciones particulares para desarrollarse: un clima favorable y un suelo adecuado. Los suelos más idóneos son los ricos en nitrógeno y humus, incluidos los de origen volcánico, mientras que el clima es tropical: cálido y húmedo, con una temperatura entre 15 y 30 ° C y lluvias abundantes en períodos bien separados de las estaciones secas. La planta también es sensible al viento, las heladas y el calor excesivo. Básicamente, existen dos técnicas para preparar nuevas plantas: directamente de la semilla o de Talea (esquejes).



En el primer caso, se eligen los granos más finos y se trasplantan en semilleros especiales enterrando el grano a una profundidad de 2 cm. En el segundo caso, después de seleccionar las mejores “plantas madre”, se cortan las copas que contienen 4 hojas y luego se cortan por la mitad. La ramita obtenida se trasplantará al semillero.



En el primer caso, después de aproximadamente 6 a 8 semanas, los pedúnculos delgados con la semilla en la parte superior emergen del suelo, mientras que en el segundo caso, las primeras “radículas” se forman después de 1 a 2 semanas. La plántula irá engrosando progresivamente y al cabo de un año, habiendo alcanzado una altura de 30-50 cm, se trasplantará a la plantación. Durante unos 2-3 años las plantas son improductivas, pero aún así deben ser monitoreadas y cuidadas: fumigaciones o tratamientos antiparasitarios y podas frecuentes y precisas defienden las plantas contra enfermedades o mal desarrollo. Desde la primera floración, las cerezas estarán maduras después de 7-8 meses y estarán listas para ser cosechadas.



Durante su vida (15-20 años), una planta produce en promedio alrededor de 700-900g de café verde por año (esto puede variar según las características de la especie y variedad). Con el tiempo, su productividad disminuye.



Los expertos de Lavazza visitan los sitios de producción con regularidad.



La planta del café 



Coffea es un género de plantas con flores de la familia Rubiaceae. Hay muchas especies pertenecientes al género Coffea (unas 60) pero las cultivadas y comercializadas son solo dos: la Coffea Arabica y la Coffea Canephora, comúnmente llamada “Robusta”. La planta crece en países entre el Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio, a una altitud que varía de unos 200 a 2.000 metros.



Puede alcanzar una altura de hasta 12 metros, pero mediante la poda se mantiene a 2-3 metros, con el fin de facilitar la recolección manual o mecanizada de los frutos. Sus flores son blancas y tienen una fragancia intensa similar al jazmín. Las copiosas lluvias durante la temporada favorecen una abundante floración y, en consecuencia, una abundante cosecha. Las condiciones climáticas afectan significativamente el mercado del café verde y la dinámica especulativa. Los frutos son pequeñas bayas de color verde que, al madurar, adquieren el tamaño de una cereza y un color rojo vivo (amarillo intenso para algunas variedades). 



Una vez madura, la cereza debe recolectarse en unos días porque, de lo contrario, pasaría a fermentar y adquirir un color marrón oscuro. En una sola rama, se pueden encontrar cerezas (con diferentes grados de madurez) junto con las flores, y esto depende esencialmente de si las lluvias frecuentes han provocado múltiples floraciones. La cereza está formada por un exocarpio externo (piel) y un endocarpio (pulpa), que envuelve las dos semillas o granos, ambos protegidos por membranas adicionales: el pergamino y la piel plateada. En algunos casos, especialmente en los frutos que crecen al final de la rama, en lugar de dos granos, solo hay uno de forma redondeada conocido como “Caracolito”.


Cómo se cultiva el café?